Guía Para Tus Propósitos de Año Nuevo 12 diciembre 2019 07:00:00 - Publicado en:

Cada quien tiene metas, objetivos y cosas que les gustaría cumplir de forma distinta. Así que creemos que cada uno es responsable por concientizar esas metas para hacerlas posibles y cumplir de una vez tus objetivos en este año nuevo.

Así que si aún no haz hecho tu lista de propósitos para el año 2020, no te desesperes. Te dejamos algunos concejos que te ayudarán a guiarte durante este proceso.

 

 

  1. Autocontrol

Tienes que entender que eres dueño de tu destino y la única persona capaz y responsable de lograrlo.

 

  1. Bye Estrés

Piensa que esta es una actividad que te ayudará a ser mejor y a cumplir tus objetivos. Así que tómalo con calma, sin presión, ponle un foco a tus metas, y comienza a escribir. Si se te ocurren ideas después, las vas escribiendo, no hay porque apresurarse.

 

  1. Adiós emociones negativas

No seas tan duro contigo misma. Plantea objetivos realistas y piensa en un plan a largo plazo para cumplirlos. No pasa nada si hay momentos de debilidad. Todos los tenemos. Culparte o llenarte de emociones negativas sólo servirá para desmotivarte y alejarte de la meta.

 

  1. Piensa en pequeño

Hemos visto que pensar en pequeño, suele resultar mejor. No se trata de conformarse o de no querer cosas buenas para ti. Se tarta de que a veces nos trazamos metas demasiado grandes, y cuando no las cumplimos, nos llenamos de frustración y emociones negativas que no nos hacen bien. Abraza las metas grandes pero posibles. Pero dile adiós a las que son tan grandes que realmente nos remiten al mundo de la fantasía.

 

  1. Sé especifico

Tener muchos propósitos de Año Nuevo a la vez suele ser otro error común. Vivimos en una sociedad en la que más es mejor. Pero cuando se trata de metas, menos es la respuesta correcta. Menos ansiedad y mejor foco si nos trazamos objetivos que podremos cumplir.

 

  1. Sé constante

Muchos de los propósitos de año nuevo que nos trazamos, son en realidad nuevos hábitos que queremos incorporar. Para lograr construir un hábito nuevo en tu vida, es necesario tomar decisiones conscientes a lo largo del tiempo.

 

  1. No lo pospongas

Es mala idea comenzar el año sin foco y peor aún posponer las acciones que te acercarán a tus objetivos. Así que no pospongas tus objetivos.

 

  1. Elimina tu miedo al cambio

A veces nosotros mismos nos saboteamos por miedo al cambio. ASÍ QUE BASTA. Un año nuevo, viene cargado de cambios y pequeñas revoluciones. Todo cambia, no dejes de hacerlo tú también por miedo. Los seres humanos evolucionamos constantemente.

 

  1. Reflexiona

Reflexionar sobre el año pasado te da el suelo para construir los nuevos propósitos. Te dice lo que queda pendiente y te permite analizar el porqué no pudiste alcanzarlos. También te puede subir el ánimo analizar todo lo bueno que te sucedió durante ese año.

 

  1. Convierte tu propósito en acción

Piensa en por dónde vas a comenzar y pregúntate: ¿Qué acción fácil podría hacer ahora misma para empezar con mi propósito? A partir de ahí puedes trazar un plan de partida.

 

  1. Haz tus propósitos sobre ti

No puedes ponerte a cambiar a todo el mundo o cambiar cosas que no dependen de ti. Pero lo que puedes hacer es cambiar tú. Así que ¿cuáles son esas pequeñas cosas que te gustaría cambiar sobre ti? ¿En qué te gustaría mejorar?

 

  1. Pon fecha

No es necesario que todos tus propósitos empiecen el 1 de enero. Mira tu año y elige en qué fecha comenzar, de acuerdo a cuando creas que puedes tener los recursos disponibles para llevar a cabo tus planes.

 

  1. ¡Consíguelo!

Cuando llegue el gran día, ve por ello y consíguelo. Comprométete y escribe tu propósito y una frase que te motive para ayudarte a conseguir lo que quieres.

 

  1. Acepta tus errores

Sí un día no es perfecto. Si un plan no sale como lo planeaste o como lo soñaste. Tranquilo. La vida está hecha de errores. Hay que saber que es normal y aprender a reconocerlos. Sigue para adelante.

 

  1. Date una recompensa

Las pequeñas recompensas son muy útiles para animarte a seguir cumpliendo con tus propósitos en los primeros días difíciles.