¿Qué efectos tiene la música cuando hacemos ejercicio? 16 junio, 2017 – Publicado en: Lifestyle, Lineas, Salud

La música cada vez se ha vuelto más parte de nuestra vida cotidiana, ya que está sirve para motivarnos, traernos recuerdos, llenarnos de energía o nostalgia. Pero, ¿qué pasa cuando escuchamos música, al realizar alguna actividad física?

De acuerdo con un estudio en la Universidad de Ghent, en Bélgica, se demostró que el tipo de música que escucha cada persona durante una actividad física, influye en el ritmo de los movimientos. Los patrones y complejidad de las notas musicales, influyen en la sincronización de los pasos al caminar, correr, o realizar cualquier otra actividad, alterando los niveles de energía de los movimientos propios. La música puede aumentar el rendimiento físico hasta en 20% en estas personas, además de bridar una mejor perspectiva sobre su entrenamiento, pues lo consideran más fácil de realizar.

La música aumenta la motivación, distrae del cansancio y se experimenta una sensación a pesar de pasar el tiempo más rápidamente. Gracias a que la música aumenta el rendimiento físico y la sensación de alerta debido a que esta contribuye a la segregación de sustancias cerebrales, neurotransmisores, que impulsan el estado de animo, así como de sustancias opiáceas, las cuales se vinculas con el placer y la euforia. Y dado que nuestro organismo está habituado a ritmos, la influencia de sonidos acompasados nos ayuda a organizar nuestros movimientos físicos.

También estudios demuestran, que la música puede ser capaz de incrementar el tiempo  de ejercicio de una persona, realizarlo más rápido o con más energía, y disfrutar más la actividad.

Así que si quieres motivarte durante tu entrenamiento físico y evitar el aburrimiento, trata de escuchar canciones simples de genero pop o techno, ya que música más tranquila como el jazz o la música clásica, te pueden desmotivar para hacer ejercicio.