¿Por qué aún somos amigos de un ex? 1 diciembre, 2017 – Publicado en: Lineas

Para esta pregunta, existen dos diferentes posturas. Hay quienes piensan que es imposible tener una relación de amistad con su ex. Y hay quienes piensan que todo es posible.
Según los expertos indican, hay una gran cantidad de personas que permaneces siendo amigas de sus ex parejas y la razón de esto es para tener un “plan de seguridad y comodidad”.

Aunque las personas ya terminaron hace mucho y ya estén viendo a otras personas diferentes, muchos siguen siendo amigos de sus ex novios como una especie de “seguridad”. ¿Por qué?
Existen grandes posibilidades de que las personas regresen con su ex por diferentes razones. Estas son algunas.
– Porque da miedo salir de nuestra zona de confort, da miedo que nos juzguen al hacerlo y da miedo que nos lastimen. Por eso muchas veces nos quedamos con lo que ya tenemos seguro. Nuestro ex.
– Muchos se aferran en cortar y regresar con su ex novio, porque de cierta forma se empeñan en hacer la relación funcionar. Es cómodo, pues ambos ya se conocen, ya saben como funciona la otra persona, y de hecho les gusta muchas cosas de la otra persona, por eso quieren hacer la relación funcionar, de esta forma no tendrán que empezar desde cero.
– Tal vez piensan que el tiempo no fue el correcto. Muchas veces las personas juran que es la persona con la que les gustaría pasar el resto de sus vidas, solo que no fue el momento correcto, por proyectos individuales que tienen cada quien o por otras razones.
– Aunque él te lastime, el dolor parece valer la pena. Pues, sigues emocionándote por sus llamadas, mensajes, ya que al final de cuentas sigue siendo parte de ti.
– Muchas veces no estamos preparados para estar solos, no estamos acostumbrados, y tenerlo cerca, nos hace sentir acompañados.
– Estamos autoconvencidos de que cambiará o pero aún, que nosotros haremos que cambie.
Pero en el amor nunca se sabe, no se puede tener una ciencia cierta de lo que pasará o de cómo reaccionara la otra persona. todo es parte de un juego de azar en donde tendrás que jugártela y apostar por lo que sientes en verdad.