No recuperes el peso que perdiste 12 septiembre, 2018 – Publicado en: Alimentación, Lifestyle, Lineas

Seguramente has escuchado que en la vida no se trata de hacer dietas, sino de cambiar tu estilo de vida.
Hacer dietas tan extremas de hecho puede resultar ser completamente contraproducente, ya que después de terminarlas y haber bajado de peso, puedes tener el famoso “efecto rebote”. Esto sucede que si sometes a tu cuerpo a dietas en donde no les das nada de comer o la mantienes a puros líquidos y licuados, aunque es probable que hayas bajado más de 5 kilos, una vez que termines y regreses a tu vida normal, tu cuerpo se habrá desacostumbrado, por lo que subirás más de peso.
Cambiar el estilo de vida, no es algo que sucede de la noche a la mañana, este requiere de dedicación, esfuerzo y constancia. Se trata de poco a poco acostumbrar a tu cuerpo y a tu mente a evitar comer todo el tiempo azucares y grasas y empezar a comer comida mucho más saludable, comida asada, no frita, sin condimentos, ni azucares añadidos. Y empezar haciendo ejercicio e ir subiendo tu intensidad. Recordando que tu mismo pones tus limites.
Un punto importante, es no prohibirle a tu cuerpo, limítate pero si tienes mucho antojo de algo puedes probar un poco de eso para que no te quedes con las ganas, tampoco se trata de que sufras y dejes de comer todo lo que te gusta. Escucha a tu cuerpo y consiéntelo de vez en cuando. Ya que al prohibirte comida, sólo provocará que tengas aún más antojo de comerlo.
Come balanceado, no hay nada mejor que tener un balance en tu vida. Combina carbohidratos, proteínas y grasas buenas, como el aceite de oliva, aguacate etc.
Así que una vez que acabes tu dieta, no te dediques a comer todo lo que no pusiste comer en ese tiempo. Equilibra tu mente y tu cuerpo.